fbpx Saltar al contenido

Antes de pagar por diseño debes saber esto.

En los últimos años es muy común escuchar la palabra «diseño», que necesitamos desarrollar una marca, un logo y todas esas cosas que te vende tu «diseñador de confianza» en algún café «cool» en tu ciudad.

¿Pero te has preguntado en realidad para qué sirve el diseño?, ¿Para qué vas a pagar por diseño? o ¿En realidad necesitas diseño?. Si éste tema te interesa o estas pensando en contratar un diseñador para que cree tu marca, o algo relacionado con DISEÑO, lee lo siguiente por que seguramente te va a aclarar algunas dudas.

El diseño siempre ha estado relacionado con el arte, inclusive muchos siguen pensando que un diseñador es un artista, y no es así. Aunque estén muy cerca hay una línea divisoria perfectamente marcada entre estos dos.

El diseño nace por la necesidad de solucionar un problema, de facilitarle la vida a la sociedad, de hacer más simple el día a día a las personas, no importa el campo, industrial, gráfico, web, moda, siempre lo que se busca es solucionar una necesidad a alguien o algunos (inclusive hay ramas del diseño para animales).

Sumándose a esto, debe haber un proceso de investigación detallado que va a revelar un problema que tiene un mercado, una empresa, una comunidad o lo que sea que posea una necesidad y el resultado del diseño la debe solucionar, si esto no ocurre se podrá determinar que es un mal diseño o inútil.

Como saber si mi empresa tiene un mal diseño. Click acá

La función del diseño es objetiva debe tener una sola interpretación por sus usuarios (a menos que su intención no lo sea) está enfocada en la industria y el comercio (busca venderse), responde a temas como desarrollo de objetos funcionales, herramientas ergonómicas, espacios físicos o virtuales, vestimenta, calzado, señales de tránsito, mensajes, automóviles, aviones, barcos, sistemas, redes sociales, juegos de vídeo, circulación de masas, publicidad, marketing entre muchas, muchas más…

¿Y por que dicen que son artistas?

Un gran porcentaje del desarrollo de un buen diseño depende de la estética, de lo creativo, del color y de su significado. Y es acá donde los diseñadores muestran si son buenos o no, gracias a su capacidad de crear algo estéticamente bueno y coherente con lo que la investigación previa arrojó.

– Vas a diseñar para: ¿Un hombre o una mujer, una comunidad?, ¿Que edad tiene/n?, ¿De que país son?, ¿Qué idioma habla/n?, ¿Que nivel socio económico tiene/n?, ¿Educación?  –

Esto es solo una pequeña parte de toda la información que un diseñador debe conocer y dominar al momento de crear. Una investigación de diseño es algo complejo, requiere de tiempo y debe ser detallada para obtener los resultados esperados.

Si eres el cliente, ten en cuenta que entre mas detallada sea la investigación, mas acertado va a ser el resultado, así mismo, en el momento que el diseño esté finalizado debe responder (representar) cada uno de los puntos  que la investigación previa arrojó. Si esto no es así, estás perdiendo tiempo y dinero.

No olvides que el diseño NO es para el que lo paga, OJO ACÁ, ni debe ser lo que el diseñador dice, es para tus clientes, lo que quiere decir que son los que tienen la última palabra y es muy importante conocer lo que ellos quieren, para comprobarlo es necesario encuestas, pruebas de usuario y muchas preguntas sobre lo que estas desarrollando a las personas del público objetivo. Solo así vas a poder saber qué quiere consumir en realidad el mercado al que le quieres apuntar.

¿Y entonces en qué se diferencia el arte del diseño?

Cabe aclarar que este tema puede tener muchas interpretaciones, lo que te voy a decir a continuación es la conclusión a la que he llegado después de 10 años de trabajo y de estudios en el campo de diseño y una que otra discusión. Si tienes una opinión diferente o algo para aportar/complementar, es totalmente bienvenida en la sección de los comentarios.

Siguiendo en el  mismo orden de ideas, cuando se diseña algo solo debe tener una interpretación – una señal de transito todos la deben entender de la misma manera «PARE» (Donde una señal como esta alguien no la interprete de la manera adecuada, seguramente van a ver muchos accidentes) – y esto lo puedes aplicar a todas las ramas de diseño. Esto quiere decir que si tu logo, por ejemplo, te encanta, pero cuando se lo muestras a otras personas cada una te dice algo distinto sobre él, o no lo pueden leer, perdiste el dinero.

Por otro lado, el arte nace, en general, de la inspiración, de algo espontaneo y su resultado puede tener muchas interpretaciones, inclusive puede que nunca se entienda lo que un artista quiso decir con su obra y esto no quiere decir que sea bueno o malo. El artista, en general, elige su arte, nace de una inspiración y se plasma como le va llegando a la mente sin seguir ninguna clase de parámetros anteriores o sin apuntar a una dirección y puede darse el lujo de ser caprichoso con su creación. Claramente el artista debe trabajar e investigar arduamente hasta el último día de sus días, crear un universo propio, estudiar y aprender de sus referentes, imaginar y producir cada segundo sin descanso. En mi opinión es una de las profesiones más difíciles y lo digo no por el hecho que «no ganen plata».

¿Estamos claros?

Estoy consciente que es un tema complejo, pero recuerda, el diseño solo puede tener una interpretación, el arte, muchas. Y en el momento de necesitar algún servicio creativo asegúrate si lo que necesitas en realidad es un artista o un diseñador.

De nuevo, si tienes dudas, opiniones, aportes, no dudes en dejarlas en los comentarios.

¡Hasta la próxima!