fbpx Saltar al contenido

💥 Técnicas Caseras para salvar el Mundo. 🌎 Por «El Florilegio».

Como disminuir emisiones de co2
The Code t shirt exclusive Design. Action Brand Paris.
THE CODE: chopeStudio official sponsor

Que tal amig@, acá Juan Chope.

Alejandra Lenis es una amiga de Cali que conocí jugando tenis y desde que se graduó del colegio vive en Alemania y se ha dedicado a estudiar diferentes maneras de mejorar la situación crítica que vive el medio ambiente de nuestro planeta.

Hizo el pregrado y la maestría en Ingeniería Química en el «KIT « (Karlsruhe Institute of Technology) que es una de las universidades élites y más exigentes en Alemania, algo así como un MIT.

Hoy se encuentra haciendo un Doctorado en en «El proceso microbiologico de desulfurización de Bio gas» en la RWTH (Aachen University), que es algo así como el proceso para » reciclar el Bio Gas«.

Le pedí que nos contara desde su conocimiento qué acciones simples podemos implementar en nuestras vidas, todos los días, para aportar «nuestro granito de arena» y ayudar a cambiar la situación que vivimos y nos afecta a todos.

Esto fue lo que nos escribió. Disfruten e implementen sus recomendaciones.



El delicado equilibrio entre el CO2 y Nosotros.

En la naturaleza, al igual que en nuestras propias vidas, todo se trata de encontrar y mantener un equilibrio. Los humanos, por ejemplo, buscamos mantener el equilibrio entre familia y trabajo, pensar en uno y pensar en otros, comer rico y comer saludable, etc.

Todos los procesos en la naturaleza también están sujetos a algún equilibrio; la cantidad de leones y la cantidad de antílopes, la cantidad de agua que se evapora y la cantidad de lluvia que vuelve y cae o el dióxido de carbono (CO2) absorbido y liberado por las plantas y animales. Los equilibrios, como ya nos lo podemos imaginar, son muy susceptibles a cualquier tipo de cambio.

A quién no le ha pasado que está caminando en el borde del andén y alguien te toca con un dedo, hace que perdás el equilibrio y te caigás. O cuando uno balancea una escoba sobre la palma de la mano; solo hace falta que te toquen el hombro para que perdás el equilibrio y se te caiga la escoba.

Lo mismo pasa en la naturaleza; los equilibrios entre depredador y presa, entre vapor y lluvia, entre materia orgánica y CO2 también son muy fáciles de romper. Y eso es lo que está pasando en este momento en el mundo.

En el colegio todos aprendimos que el CO2 que está en el aire es removido por las plantas por un proceso llamado Fotosíntesis. Durante este proceso las plantas utilizan la energía del sol para absorber CO2 del aire con el fin de producir materia orgánica (o sea hojas, raíces, tallo, flores, etc) y finalmente crecer.

Mientras más crece un árbol, mas CO2 le quita al aire. Cuando un árbol se muere o se lo come algún animal, las bacterias que descomponen la materia orgánica producen otra vez CO2 y lo vuelven a liberar al aire. Esa cantidad de CO2 absorbido por las plantas y liberado por descomposición está en equilibrio y de ese equilibrio depende toda la vida sobre la superficie del planeta.



El ciclo del Co2

Este equilibrio no siempre funciona a la perfección. Aproximadamente el 2% de la materia orgánica no se descompone como se muestra arriba. La pequeñita fracción que se conserva, se va convirtiendo lentamente, durante millones de años, en lo que hoy llamamos combustibles fósiles; gas natural, petróleo y carbón. Como todo ese CO2 fue quedando atrapado debajo de la tierra durante millones de años, el nivel de CO2 en el aire disminuyó lentamente.

La vida sobre la tierra también se fue adaptando conforme el CO2 iba disminuyendo hasta llegar al equilibrio que conocemos hoy. Pero entonces qué pasa: cuando quemamos carbon, gasolina, diesel o gas natural, liberamos otra vez a la atmósfera el CO2 que quedó atrapado hace millones de años.

Como el planeta no está adaptado a ese exceso de CO2, no lo puede absorber y se acumula en el aire. Este CO2 excesivo absorbe la energía solar reflejada por la tierra, haciendo que el aire del planeta se caliente.

El aire caliente es un problema, porque lleva a todos esos efectos secundarios que ya conocemos: derretimiento de glaciares (páramos y nevados también), épocas de lluvias y sequías extremas, desaparición del hábitat de todas las especies (todas se ve afectadas, no solamente los osos polares), incluyéndonos a nosotros.

Un efecto del exceso de CO2 que no todo el mundo conoce es la acidificación de los océanos. Una parte del CO2 excesivo en la atmósfera se disuelve en el mar. Cuando el CO2 se disuelve en agua, el agua se vuelve ácida. Los corales son muy susceptibles a la acidez del agua y muchos arrecifes coralinos en el mundo están muriendo a causa de esto.

A todos esos problemas, además, hay que sumarle el hecho de que estamos talando arboles a velocidades alarmantes.

El 17% de la selva amazónica ya fue talada y se considera que a partir del 20-25% se va alcanzar el “punto de no retorno”, en el que los daños al ecosistema ya no son reversibles2.

Pero no únicamente es el amazonas, son todos los bosques del mundo: se estima que el 90% de la selva virgen africana ya se perdió3, mas del 54% de la selva virgen de Borneo y Sumatra (donde viven los orangutanes) ya fue talada4, del Hambacher Forst en Alemania solo queda el 5%5, etc…

Entonces el problema no es únicamente que haya mas CO2, sino que ademas estamos disminuyendo alarmantemente la cantidad de arboles. Todo esto significa que el equilibrio del CO2 ya está roto y por eso ocurren los fenómenos que ya conocemos.


¿Necesitas contratar un creativo? – Click en la imagen

Entonces qué podemos hacer para minimizar el impacto del CO2 en el Planeta Tierra?

Lo primero es saber cuales son las fuentes mas grandes de emisiones de CO2:

1. La fuente principal de CO2 en el mundo viene de la producción de electricidad, que se genera quemando carbón ó gas natural6 (en Colombia la generación principalmente es hidroeléctrica)7.

2. La segunda fuente más grande de emisiones de CO2 es el sector del transporte, especialmente carros y aviones.

3. La tercera fuente más grande de emisiones de CO2 es la industria manufacturera.

Una vez identificadas las fuentes de CO2, sigue revisar qué se puede hacer para disminuir esas emisiones:

1. En muchos países del mundo, incluyendo Estados Unidos, Alemania y Colombia, la producción de electricidad ó está subsidiada ó le pertenece directamente al gobierno. Por eso, lo más grande, lo más importante y de mayor impacto que uno puede hacer es votar.

Votar por un candidato o partido político que tenga una idea clara de cómo refinanciar las energías limpias – fotovoltaica (sol), eólica (viento), hidroeléctricas (agua), geotérmica ó bioenergética (materia orgánica).

Ese es el problema más grande, porque las tecnologías ya existen y están bien desarrolladas, solo falta que los gobiernos decidan implementarlas en vez de los combustibles fósiles.

Mientras se escoge por quien votar, en el día a día se pueden reducir las emisiones de CO2 haciendo lo siguiente:

a. Disminuyendo el consumo de electricidad en la casa. La nevera, la estufa, la lavadora, la secadora, parlantes de alta potencia, secador de pelo, laptop y celular son los electrodomésticos que mas consumen electricidad.

Cuando sea la hora de cambiar alguno de ellos, seria bueno reemplazarlo por uno de consumo ultra eficiente. Una secadora en ciudades como Cali en verdad no es necesaria. Mejor secar al aire libre.

b. Instalemos paneles solares, molinos de viento ó plantas solar-térmicas en la casa. No solo es una decisión medioambientalista, sino también monetaria.

En Colombia la energía fotovoltaica se paga rápido y en pocos años ya está generando ganancia.



2. La segunda medida mas grande para vivir una vida casi libre de emisiones es manejar menos carro y viajar muchísimo (!) menos en avión. De pronto antes de buscar irse lejos de vacaciones, se puede considerar hacer turismo local.

3. Lo tercero más grande que podemos hacer es simplemente comprar menos. De todo. Menos camisetas, menos celulares, menos zapatos, menos carros, menos lo que sea, simplemente menos de todo.

Producir cualquier cosa, ya sea un cuaderno, una espátula para la cocina, un reloj, un forro para la cámara, el marco de la bicicleta…producir cualquier cosa requiere energía y recursos naturales. Vos y yo ya tenemos suficientes cosas, de pronto tenemos muchas y la verdad es que no necesitamos más.

Yo incluso me atrevería a decir que lo que de verdad necesitamos es menos.

Si de verdad necesitas algo, siempre existe la opción de comprar usado. No solo ropa, sino repuestos, muebles, pinturas, etc… Lo “second hand” es un mercado en crecimiento en el mundo y uno que todavía falta por explotar en Colombia.

Chévere que algún lector se motivara a estudiar el mercado y encontrar la manera de hacer negocio con lo que ya existe.

Y ya, ese es el resumen de la vaina con el CO2 y lo que podemos hacer para disminuir nuestra emisión. Aunque la situación es altamente delicada, la solución es fácil, y como con todo, simplemente hay que querer.

Si te gustó lo que leíste, puedes leer el Blog de Alejandra «El Florilegio» donde habla «de todo un poco».


Suscríbete al Newsletter de chopeStudio


Te Puede Interesar


Sígueme en Instagram